23
May
09

droga

Ella estaba impaciente.

Con mono de sentir la energía de sus dedos fogosos en contacto con su piel. Su aterciopelada piel, que está condenada a ser eterna prisionera de sus labios. Esos labios encarnados que encienden su imaginación y la hacen volar a lugares con los que antes ni siquiera había podido soñar. Llegaba a confundir sueño y realidad.

Él estaba inquieto.

Esperaba su llegada, esos ojos que lo atenazan y no le dejan marchar. No sabía entonces ni sabría nunca que, un día, esos ojos llovieron por él. Pero fue una lluvia tranquila, de verano, una llovizna más bien. Sin embargo, eso no parecería importarle mientras ella llegase.

Y no era una unión supraterrenal, ni había telepatía, ni había flechas de Cupido por medio.

Anuncios

0 Responses to “droga”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


El paso del tiempo

mayo 2009
L M X J V S D
    Jun »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Cómo y por qué


A %d blogueros les gusta esto: